Pon un discapacitado en tu vida

 

 

«Pon un discapacitado en tu vida» surgió hace poco más de un año cuando mis padres me dijeron que tenía una vena cómica que tenía que explotar. Entonces pensé que la mejor manera de sacar provecho sería haciendo algo que no hace mucha gente: explicar situaciones cotidianas que me pasan como resultado de mi discapacidad, con el objetivo de que la gente reflexione riendo, que creo que es la mejor manera de que un mensaje tan importante como éste quede grabado.

 

Cabe mencionar que este proyecto no tendría futuro si yo no fuera capaz de reírme de mí mismo y, a partir de ahí, sacar una historia irónica pero que al mismo tiempo haga pensar al espectador.