Los límites están en la mente, destinada el trabajo en equipo y en la motivación y relativización de problemas de los trabajadores a través de comentar conjuntamente situaciones en las que como persona discapacitada me he tenido que superar o encontrar soluciones imaginativas y ver en las dificultades una oportunidad y un beneficio para seguir creciendo y aprendiendo como persona.